diseño- biofilítico

En la década de los 80, la idea de que los seres humanos tienen una tendencia innata a buscar conexiones con la naturaleza y otras formas de vida, comenzó a ganar fuerza.

Desde entonces la idea de «hipótesis de la biofilia», ha sido una necesidad espontánea de otras formas de vida. La biofilia es, por tanto, de gran importancia para la salud y el bienestar en el entorno humano construido. La conexión instintiva entre los humanos y otros organismos vivos existe.

Si quieres reformar toma en cuenta este tipo de diseño de conexión natural para tu hogar y vive de una manera mas natural y sencilla y al mismo tiempo quédate al contacto con la naturaleza

Características del diseño biofilítico

El diseño biofílico utiliza unos sencillos principios para crear un enfoque centrado en el ser humano para diseñar edificios y espacios, tanto interiores como exteriores, que sean estéticamente bellos y espiritualmente saludables para satisfacer esta necesidad básica.

Como cada vez más personas se centran en sus carreras, la calma, la serenidad y la vida sana pueden ser difíciles de conseguir sin la ayuda de la naturaleza y el diseño inteligente.

Teóricos, investigadores, científicos y arquitectos llevan décadas trabajando para definir los aspectos de la naturaleza que más influyen en la satisfacción humana con el entorno construido.

La naturaleza en el diseño biofilítico

La naturaleza en el espacio se refiere a la presencia de elementos naturales en un interior, como plantas, conchas o elementos acuáticos. El contacto sensorial directo con la naturaleza en un espacio interior no significa necesariamente proximidad.

La interacción con el mundo natural también puede indicarse mediante características más abstractas: ya sea a través de la luz natural o la luz que cambia a lo largo del día, la estimulante presencia visual de la naturaleza, o mediante el uso de plantas, fuentes, flujos de aire naturales o brisas, sonidos u olores.

El diseño que utilice este grupo de principios creará conexiones directas y significativas con los elementos naturales a través de la diversidad, el movimiento y las interacciones multisensoriales.

Elementos de esta categoría biofilítica

  • Conexión visual con la naturaleza:  la estimulante visión de los elementos de la naturaleza, los sistemas vivos y los procesos naturales. Por ejemplo, una ventana con vistas a un jardín, plantas en maceta o parterres, muros verdes y tejados verdes.
  • Vínculo no visual con la naturaleza:  Estímulos auditivos, táctiles, olfativos o gustativos que remiten deliberada y positivamente a la naturaleza y nos recuerdan la conexión con ella.
  • Estimulación sensorial no rítmica: ricos estímulos sensoriales de la naturaleza que provienen de movimientos tanto constantes como imprevisibles, como el suave balanceo de la hierba o las hojas en la brisa, o las ondas en la superficie del agua.
  • Variabilidad térmica e intercambio de aire: cambios sutiles de temperatura, humedad y flujo de aire que imitan los entornos naturales.
  • Presencia de agua: poder verla, oírla o tocarla.
  • Luz dinámica y difusa: las variaciones en la intensidad de la luz y las sombras que cambian a lo largo del día pueden crear condiciones similares a las de la naturaleza.
  • Vínculo con los sistemas naturales : La proximidad a los procesos naturales, como los cambios estacionales, que nos recuerdan los procesos saludables del ecosistema.

Las analogías naturales y el diseño

Se trata de un enfoque más «intelectualizado» de la biofilia. Las analogías naturales se refieren al arte y las formas inspiradas en la naturaleza (por ejemplo, una lámpara que parece una planta o una escultura que parece un animal).

Se trata de recrear las formas, los espacios, el biomorfismo y o utilizar materiales naturales que imitan la naturaleza para crear un espacio sereno y saludable.

Con los principios de las analogías naturales, se utilizan elementos que están indirectamente conectados con la naturaleza para crear una señal que evoca en el cerebro la misma sensación de bienestar que la evocada por el mundo natural.

Al imitar detalles sutiles de la naturaleza mediante tejidos, ilustraciones, luces, formas o patrones, se puede recrear la conexión biofílica entre el ser humano y el exterior, y estimular una profunda sensación de bienestar.

Los diseños de la naturaleza del espacio definen la relación que el ser humano tiene con el edificio, la habitación o el espacio que le rodea. En otras palabras, este concepto se refiere a las configuraciones espaciales en la naturaleza.

A los seres humanos les fascina lo desconocido o un ligero peligro. Hay un deseo innato y adquirido en todos de poder ver más allá de su entorno inmediato. La naturaleza del espacio significa que el propio espacio se asemeja a la naturaleza.

Si quieres un diseño con este estilo natural, consulta con tu contratista para hacer las reformas necesarias que permitan crear ambientes biofilíticos con efectos naturales en tu casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba